La tienda online de productos tecnológicos de CosasSencillas

Remedios caseros de baja tecnología para fallos de alta tecnología

Habitualmente se producen algunos fallos en la tecnología que empleamos a diario, para remediar estos problemas la sabiduría popular ha empleado algunas soluciones rudimentarias que podemos llamar de baja tecnología, para paliar los fallos que produce la alta tecnología que se ha descubierto y compartido por gente que es lega en ingeniería, a menudo por pura desesperación. ¿Alguna vez tienes sucio un CD y no sabes como limpiarlo? ¿La batería del celular se descarga muy rápido? ¿Te has quedado sin tinta en el cartucho cuando te falta medio folio? ¿Tu móvil ha ido a para al inodoro por accidente y no sabes que hacer con el? Encontré esta noticia en la sección Tecnología de el diario El País, y más allá de ser útil, no deja de ser curiosa, veamos algunos ejemplos:

Detrás de la caja registradora, la cajera pasa la tarjeta de crédito de un cliente por el lector para cobrar su compra. El lector no consigue escanear la banda magnética de la tarjeta. La cajera la pasa una y otra vez, y nada no hay suerte. Cuando los clientes empiezan a formar cola, saca una bolsa de plástico negra de debajo del mostrador. Envuelve la tarjeta con una capa del plástico y la vuelve a pasar. Funciona. Se realiza la venta. “No sé cómo funciona esto, pero funciona”, afirma la cajera, a quien un compañero le enseñó hace años este truco. Verifone, la empresa que fabrica el lector de tarjetas de la tienda, se niega a confirmar o negar que el truco de la bolsa de plástico funciona. Es probable que la inestable economía actual dé pie a muchos más trucos de este tipo. Cómo funcionan, o si funcionan de verdad algunos de ellos se puede debatir, pero algunos remedios se pueden explicar con un poco de ciencia. El móvil pierde batería Si a tu móvil se le acaba la batería demasiado deprisa cuando está sin usar en el bolsillo, parte del problema podría ser que en tu bolsillo hace demasiado calor. “Las baterías de los móviles duran en efecto un poco más si se mantienen en un lugar fresco”, asegura Isidor Buchanan, director de la página web Battery University. El calor corporal del ser humano, que se transmite a través del bolsillo de tela al móvil que está dentro, basta para acelerar el proceso químico que tiene lugar en el interior de la batería del móvil y eso hace que se agote más deprisa. Para que el móvil se mantenga más frío, llévelo en el bolso o sujeto al cinturón. Este mismo método se puede utilizar para ahorrar batería si estás fuera de casa y no tienes el cargador. Apagua el teléfono y mételo en la nevera del hotel por la noche para ralentizar la tendencia natural de la batería a perder su carga. Cartuchos de tinta secos Si el cartucho de tinta de tu impresora se queda sin tinta casi al final de una impresión importante, saca el cartucho y dele con un secador de pelo durante dos o tres minutos. Luego vuelve a poner el cartucho en la impresora e inténtelo otra vez cuando aún esté caliente. “El calor del secador calienta la tinta densa y ayuda a que fluya hasta las diminutas boquillas del cartucho”, explica Alex Cox, un ingeniero de programas de Seattle. El mando del coche Supongamos que el mando de su coche no tiene el alcance suficiente como para llegar hasta su coche desde el otro lado del garaje. Aprieta la parte metálica de la llave contra la barbilla y luego presione el botón para abrir. Este truco convierte tu cabeza en una antena, explica Tim Pozar, un ingeniero de radio de Silicon Valley. Que explica: “Eso sirve para acoplar el mando a su cabeza. Con todos los fluidos que hay en la cabeza, termina siendo un buen conductor. No es que sea excelente, pero funciona”. Si usamos la cabeza, podemos ampliar el alcance inalámbrico de la llave para que abarque el largo de unos cuantos coches más. Teléfono en el inodoro El que se le caiga el móvil al inodoro le podría pasar a cualquiera. Saca inmediatamente la batería para evitar que los cortocircuitos eléctricos carbonicen los frágiles órganos internos del móvil. Luego seca suavemente el teléfono con una toalla y mételo en una jarra llena de arroz sin cocinar. Funciona por la misma razón por la que la sal se mantiene seca si se ponen en el salero unos cuantos granos de arroz. El arroz tiene una elevada afinidad química por el agua, lo que significa que las moléculas en el arroz sienten una atracción casi magnética por las moléculas de agua, que son absorbidas por el arroz en lugar de gotear dentro del teléfono. Discos sucios ¿Tienes que limpiar un DVD o un CD que salta y no tiene ningún producto de limpieza? No te preocupes humedece un trapo con vodka o enjuague bucal. El alcohol es un disolvente muy poderoso, perfectamente capaz de disolver huellas dactilares y la mugre que haya en la superficie de un disco. Una botella de cuatro euros de enjuague bucal es igual de eficaz que una botella de 60 euros de líquido limpiador de DVD. Y, además, limpiar su copia sin huella con vodka Stolichnaya en lugar de con un kit de limpieza de discos, al menos es mucho más varonil.

Este otro truco que paso a relatar, sirve también para la limpieza de algunos de los circuitos impresos de nuestros ordenadores, que algunas veces dan asco de lo sucis que están. Me comenta un compañero de trabajo, sobre un amigo que estaba empleado en las fuerzas armadas en una base de aviones de combate “Mirage”, cuando efectuaban el mantenimiento integral de los mismos, desmontaban las placas de los circuitos integrados y las lavaban con agua y jabón, para terminar enjuagandolas con agua y finalizando con agua destilada para no dejar rastro de cal, al final las secaban con aire, y listos, otra vez al avión. Esto no quiere decir que desmontes todo tu ordenador y lo pongas a remojo, es solo una curiosidad. Pero puede servir por si tu ordenador se ha mojado por las circunstancias que sean, puedes aplicar ese proceso, antes de que te se ocurra conectarlo a la red eléctrica, tienes que asegurarte de que está totalmente seco, recuerda el truco del arroz.

tecnologia

Menú de cierre
×
×

Carrito