La tienda online de productos tecnológicos de CosasSencillas

A la sopa de letras le faltan algunos caracteres

Fuente de la foto: Rainforest Photo

Ya hace unos meses comente sobre este caso curioso, en el post A la sopa de letras de “Pastas Gallo” le faltan letras. Pero ahora tenemos nuevos datos que he leído en EL MUNDO y parece ser que el conflicto se ha solucionado.

En cinco meses, es posible hacer rectificar a una gran compañía con la única ayuda de un blog y algo de gracia. Aunque se trate de sopas. Abel —o al menos es el nombre que da en su página web, ‘Me Faltan Letras’— ha hecho que Pastas Gallo incluya en las de letras la ‘U’ y la ‘W’, que les faltaban. Y de paso le han regalado la ‘Ñ’ y la ‘@’.

Volquó el contenido de una parte del paquete encima de la mesa, y me puse a separar del montón las letras (…) una a una, fueron apareciendo ante mis ojos todas las vocales y consonantes… ¿todas? Vaya, al parecer la U se resiste… paro más atención en el montón que tengo desperdigado sobre la mesa, me concentro… no, no encuentro la U… y tampoco la W… vaya“, aseguraba este bloguero el 29 de mayo, en su primer correo electrónico a la compañía de pastas.

Hizo incluso una foto a las letras. Seguro que no aparecerán en la RAE, pero ya son parte de la historia de los grandes logros de la blogosfera española. Tal fue el óxito inicial —apoyado sólo en la publicidad que da Menóame apareció en decenas de sitios— que algunos llegaron a sospechar que se trataba de una campaña de publicidad de Gallo.

Pero no es el caso. Y ni las críticos ni las burlas no le hicieron cejar en su empeño. Abel quería “saber la verdad” y lo ha conseguido. Sólo dos días despuós de su misiva, le contestaron por primera vez: “Lamentamos, profundamente, que las Ursulas, Eustaquios, Wenceslaos, Eusebios, etc… tengan dificultades para escribir su nombre y que Vd. haya perdido la apuesta, no obstante, les sugiero a todos que usen la M al revós como W“.

Sin perder el sentido del humor, la historia no cesó de crecer. A Abel le invitaron a visitar la fábrica para que comprobase que no tenían secuestradas a las letras perdidas y que no se fabricaban por motivos tócnicos. Y el 12 de junio recibió un lote de pasta con varias ‘U’ y ‘W’. Para, al menos, saciar su curiosidad.

Pero ya le anunciaban que trabajaban en incorporar estas dos letras. Y, ¡sorpresa!, tambión la ‘Ñ’ y la ‘@’. Un guiño nacional y otro tecnológico. En cuanto los nuevos paquetes lleguen a las tiendas, será posible enviar correos electrónicos con todas las letras de Pastas Gallo.

Menú de cierre
×
×

Carrito